Alquiler / Charter

Stacks Image 85
Hanse 630 e

Año: 2008
Disponible en: Denia e Ibiza
Stacks Image 90
Hanse 540 e

Año: 2008 (Refit 2021)
Disponible en: Denia
Stacks Image 45
Jeanneau Sun Odyssey 54

Año: 2005 (Refit 2019)
Disponible en: Valencia, Denia e Ibiza

Supervelero de 63 pies en Denia e Ibiza


Velero de 16 m. en Denia.


Amplio velero de alquiler en Denia, e Ibiza.


Stacks Image 100
Jeanneau Sun Odyssey 509 +1

Año: 2015 (Refit 2019)
Disponible en: Denia, Alicante
Stacks Image 112
Jeanneau Sun Odyssey 509

Año: 2013 (Refit 2020)
Disponible en: Denia, Alicante
Stacks Image 292
Nautitech 40 Open

Año: 2017
Disponible en: Ibiza
Moderno velero de alquiler en Denia y Alicante.


Moderno velero de alquiler en Denia y Baleares


Extraordinario catamarán de alquiler en Ibiza.


Stacks Image 106
Bavaria 50 Vision

Año: 2007
Disponible en: Denia, Castellón
Stacks Image 130
Dufour 470

Año: 2021
Disponible en: Denia, Alicante
Stacks Image 160
Catamarán Flica 37

Año: 1989 (Refit 2018)
Disponible en: Altea,Alicante
Velero de alquiler en Castellón, Denia


Velero nuevo para embarcar en Denia o Ibiza


Alquiler de catamarán de 6 camarotes en Altea


Stacks Image 142
Hanse 430

Año: 2008
Disponible en: Altea, Alicante
Stacks Image 172
Beneteau Oceanis 40.1

Año: 2021
Disponible en: Denia, Alicante
Stacks Image 136
Jeanneau Sun Odyssey 409

Año: 2012 (Refit 2020)
Disponible en: Denia

Velero crucero regata en charter en Altea.


Velero de charter disponible en Denia, con o sin patrón


Velero de alquiler en Denia


Stacks Image 166
Beneteau Oceanis 40

Año: 2007
Disponible en: Denia, Alicante
Stacks Image 193
Harmony 38

Año: 2009
Disponible en: Castellón
Stacks Image 205
Jeanneau Sun Odyssey 37

Año: 2002
Disponible en: Castellón
Velero de alquiler en Denia


Velero de alquiler en Castellón

Velero de alquiler en Castellón

Stacks Image 304
Beneteau Oceanis 351 A

Año: 1994 (Refit 2020)
Disponible en: Altea, Alicante
Stacks Image 199
Beneteau Oceanis 351 C

Año: 1994 (Refit 2020)
Disponible en: Campoamor, Alicante
Velero de alquiler en Altea, Alicante

Velero de alquiler en Campoamor, Alicante



CLAVES PARA ALQUILAR UN BARCO
Y SABER DÓNDE, CÓMO Y A QUIÉN

El alquiler de una embarcación o chárter es una muy buena opción para aquellos que quieren disfrutar de un barco sin sufrir los gastos de compra y de mantenimiento. Ofrece la posibilidad de aprender a navegar mientras se conocen diferentes costas, áreas de navegación, calas, cabos, etc., y se disfruta de la cocina marinera de la gastronomía local, etc.

En tiempos de Covid19, Mar Infinito constata que el chárter se ha consolidado como la opción vacacional más segura: vamos con nuestra familia en nuestro coche hasta el barco, embarcamos con todo lo que necesitamos abordo, no nos mezclamos con nadie (hay suficientes planes como para no tener que desembarcar para nada en toda la semana), volvemos al puerto, nos subimos a nuestro coche y volvemos a casa.

El chárter náutico o alquiler de un barco, ya sea velero, motora o yates de lujo a vela o motor por primera vez, es muy sencillo si conocemos a alguien de confianza que nos recomiende una empresa o armador serio y que nos facilite la búsqueda de las opciones que mejor se adapten a las necesidades. Si no contamos con esa ayuda, el proceso puede complicarse hasta el punto de decidir no seguir adelante con la aventura.

Dependiendo del objetivo del alquiler, ya sea para un evento náutico privado (vacaciones, celebraciones de despedidas de soltero/a, bodas, cumpleaños, etc), o un evento náutico para empresa (Marketing Marítimo, convenciones a bordo, incentivos de empresa, formación, team building náutico, detalles hacia nuestros mejores empleados, clientes, etc.), es importante seleccionar correctamente el tipo de barco.

A continuación, Mar Infinito te presenta algunas recomendaciones a tener en cuenta a la hora de contratar un chárter, decisión a decisión:


Decisión 1.- Zona de navegación y puerto base del chárter

En España se pueden alquilar barcos de recreo en casi toda la Península, Baleares y Canarias, siendo las zonas más populares las Islas Baleares, Levante, Canarias y Cataluña. Hay zonas donde se puede navegar prácticamente todo el año, zonas donde sólo es factible en verano, y zonas donde hay que mirar el tiempo con más cuidado. Por ejemplo, en Canarias se puede navegar casi todo el año, así como en Denia (Alicante), Marbella (Málaga) y en Palma de Mallorca, cuya bahía está bastante protegida de los vientos predominantes. Cádiz tiene el problema de las Levanteras veraniegas por lo que hay que mirar el tiempo con cuidado. Menorca es un paraje impresionante, pero los vientos también lo son a veces, por lo que merece la pena elegir bien la temporada. La climatología en España es bastante regular, y existen fuentes para consultar el tiempo que puede hacer en un sitio, una semana determinada del año.

Hay muchos aspectos a tener en cuenta a la hora de decidir el puerto base del chárter, como por ejemplo de dónde vienen los tripulantes y qué tienen que hacer para llegar a la zona donde quieren navegar. Es mucho más fácil, rápido y económico acercarse por tierra al lugar de destino que por mar. Lo más práctico es partir del puerto base que esté lo más cerca posible del punto donde queremos navegar. Por ejemplo, si queremos navegar un día por Cabrera, interesa alquilar el barco en Mallorca, y acordarse de reservar boya!.

No obstante, hay veces que puede ser más interesante alquilar el barco lejos y navegar hasta destino. Por ejemplo, si queremos navegar en Ibiza 5 madrileños, tenemos que calcular lo que nos cuesta llegar a Ibiza y luego alquilar el barco. Suponiendo que el precio del alquiler del barco sea el mismo, puede ser más interesante alquilar el barco en Denia, a 45 millas náuticas de la isla. De esa manera, se cambian 5 billetes de avión por un viaje en coche de 4 horas y media, y las vacaciones pueden salir mucho más económicas. Otro caso puede ser un grupo de Barcelona que quiera navegar en Menorca, donde no hay muchos barcos de alquiler. Una opción interesante puede ser alquilar el barco en Barcelona y navegar hasta Menorca. El inconveniente de estos viajes es que se pierde tiempo de estancia en el destino navegando desde el puerto base.


Decisión 2.- Alquiler de Barco completo o Alquiler de Barco Plaza a Plaza

La decisión de alquilar un barco de vela o a motor dependerá del número de personas que se animen a disfrutar de la navegación, del tiempo de que se disponga, del gusto por la velocidad o la tranquilidad, y por supuesto, del presupuesto. Para que salga rentable es interesante formar grupos de tantas personas como plazas tenga el barco. El máximo de plazas en las embarcaciones de recreo suele ser de 12, incluyendo a patrón. En función de esto se podrá decidir si compensa alquilar un barco completo en exclusiva. En nuestra sección de Alquiler / Chárter puedes consultar nuestra oferta. Si no encuentras el barco que buscas, pídenoslo y te lo encontraremos en las flotas de nuestros colaboradores.

Si no se consigue formar un grupo lo suficientemente grande hay otras alternativas. Mar Infinito le ofrece barcos que ofrecen plazas en viajes ya establecidos. Es una manera de conocer a gente nueva, amantes del mar y de la navegación, y con una filosofía de vida similar a la nuestra. Mar Infinito le ofrece una buena selección de viajes y experiencias Plaza-a-plaza


Decisión 3.- En qué temporada alquilar y cuánto tiempo

Esta decisión puede venir dada por la disponibilidad de tiempo y de cuando se pueden coger las vacaciones. No obstante, merece la pena conocer el ahorro o el sobreprecio que se paga alquilando el mismo barco según la temporada. Si le es posible mover las vacaciones, puede ser la mejor idea.

Por regla general, las empresas de chárter ofrecen distintos precios para el mismo barco, dependiendo de la temporada. Normalmente hay cuatro temporadas: la Alta es Agosto y Julio, y suele incluir la Semana Santa (aunque a veces está considerada como Media Alta), la Media Alta es Junio y Septiembre; y la Media Baja suele ser Abril, Mayo y Octubre, y la baja es el resto del año. Hay empresas que tienen hasta 9 temporadas distintas. En muchos casos el precio que se paga en Temporada Alta es casi el doble de lo que se paga en Temporada Baja, por lo que si no tienes problema de fechas y vas a un sitio con buen clima todo el año, merece la pena alquilar fuera de las temporadas caras.

Existe una coincidencia entre las empresas de chárter respecto a los periodos de alquiler. Los barcos se pueden alquilar por Semanas completas y Días sueltos, aunque algunas empresas ofrecen paquetes de Fin de Semana, y el alquiler por Medios Días, e incluso por Hora.

Por regla general, las Semanas de Chárter suelen contarse de sábado a viernes, aunque hay excepciones. Se embarca el sábado por la tarde y se desembarca el viernes siguiente a medio día, de esta manera, la empresa de chárter tiene tiempo para preparar el barco para el siguiente cliente. A veces es posible, si no está alquilado antes, embarcar el viernes por la noche, pero esto es una cortesía que no se puede exigir.

El Chárter de Día o Day Chárter suele durar entorno a las 8 horas (de 11:00 a 19:00 aproximadamente) y el de medio día suele ser 4 ó 5 horas. La opción de alquiler de día no suele incluir la pernocta abordo. Es importante saber que, en temporada alta, es muy complicado alquilar barcos por días sueltos e incluso por fines de semana. Las empresas de chárter reservan sus barcos para alquileres de semana completa. Las excepciones son las embarcaciones específicamente destinadas al Day Chárter, o las ofertas Last Minute lanzadas por empresas a las que les han cancelado la semana de chárter, y tienen barco disponible para alquilar los días de esa semana.

Elegir con suficiente antelación cuándo y dónde se desea navegar, es muy importante ya que el número de barcos es limitado. El sector náutico en España vive mucho del turismo internacional, especialmente del norte de Europa, que se caracterizan por contratar sus vacaciones con bastante antelación. Planificar las vacaciones náuticas con tiempo es importante para poder optar a mejores barcos y condiciones. Hay empresas que ofrecen descuentos por pronto pago. Merece la pena preguntar qué descuentos tienen al contactar con ellas.


Decisión 4.- Barco de vela o de motor

La elección del tipo de embarcación dependerá enormemente de las preferencias de la tripulación en la manera de disfrutar del mar y de las vacaciones de que dispongáis. Si os gusta la velocidad en el agua, o lo que queréis es aprovechar el tiempo al máximo, conocer muchas playas, calas y parajes, y no os interesa dedicarle mucho tiempo al trayecto, vuestra opción es alquilar un barco de motor. Si lo que queréis es disfrutar de la navegación tranquila, disfrutando del trayecto, sin prisas, aprendiendo a navegar, haciendo deporte, la mejor opción es alquilar un velero. Hay más veleros de alquiler que motoras en el mercado del alquiler náutico.

El coste de una embarcación a vela casi siempre será menor que el de uno a motor. En primer lugar, los barcos de motor son vehículos más caros de adquirir, por lo que su precio de alquiler es mayor que el de un velero, a igualdad de tamaño. En esta línea, la fianza también es mayor para un barco de motor que para un velero. En segundo lugar, el barco de motor consume mucho más combustible que un velero, sin contar con que el velero puede navegar exclusivamente a vela fuera de puerto.

A igualdad de tamaño, los veleros de alquiler son más espaciosos que las motoras de alquiler. Esto se debe al espacio dedicado a la sala de motores de las motoras, por un lado. Por otro, al volumen que ganan los veleros al ser más altos (profundos), ya que están diseñados para tener estabilidad dentro del agua, y no para deslizarse por encima como las motoras. En términos prácticos, esto quiere decir que, para los mismos tripulantes, la motora que se necesite para el chárter será más grande que el velero.


Decisión 5.- Barco con patrón o sin patrón (con tripulación o sin tripulación)

Es obligatorio contar con los servicios de un patrón si la tripulación que va a alquilar y disfrutar de un barco no cuenta con nadie con la titulación y experiencia requerida. Nosotros recomendamos contratar un patrón con experiencia en chárter y que conozca perfectamente el barco y la zona de navegación. Las empresas de chárter suelen tener un número de estos profesionales disponibles. También es interesante contar con estos profesionales en los casos en los que el patrón necesite aprender más o acabe de obtener la titulación requerida para el manejo del barco (PER, Patrón de Yate o Capitán).

Si contratamos a un patrón debemos ser conscientes de que tenemos una persona más en el barco, y tenemos que contar con él para prácticamente todo. Normalmente, el patrón duerme con nosotros en el barco (a no ser que le contratemos sólo para navegar durante el día, y volvamos a pernoctar a su puerto de residencia). Si el espacio lo permite, se le reserva un camarote. Si no, puede compartir un camarote, aunque lo normal es que duerma en el salón. Como persona que contratamos para nuestro viaje, va a gastos pagados, y come de lo que comemos nosotros en el barco.

Aunque no deja de ser tener a un extraño abordo, los patrones profesionales suelen ser personas muy interesantes, agradables y con don de gentes, que hacen que se superen las expectativas del viaje y se aprende mucho de ellos. Suelen ser personas que saben estar y saben cuando sobran, y actúan en consecuencia.

Aunque puede parecer obvio, es importante señalar que el patrón no es una persona del servicio doméstico, ni un camarero. Es un profesional náutico titulado y experimentado. Se pueden contratar tripulantes profesionales adicionales para los servicios que se requieran: limpieza, cocina, marineros, etc. Si no se contratan a estos profesionales se supone que todo el trabajo abordo se comparte entre todos los tripulantes. También es importante saber que el patrón de un barco de alquiler, ya sea de nuestro grupo o contratado, es el máximo responsable del barco y de las personas abordo, con todo lo que ello supone.


Decisión 6: Contratación de chárter. Tema de tarifas, precios y pagos.

Una vez hemos tomado las 5 decisiones anteriores, es momento de estudiar el mercado para contratar barco que necesitamos en el puerto de embarque o en la zona de navegación que queramos. Cuando sepamos lo que hay en el mercado, tomaremos una decisión en base a la oferta que nos ofrezca más valor por el precio que paguemos. Este valor se traducirá en tamaño del barco, número de camarotes, de baños, etc.. También tenemos que tener en consideración temas como la calidad que percibimos de la empresa, la confianza que nos da, etc. En este sentido, es interesante buscar referencias de la empresa en Internet, como valoraciones y críticas, tiempo que lleva operando, etc. Hay grandes diferencias en la antigüedad de los barcos y del estado de conservación. Si es nuestra primera vez alquilando un barco, probablemente no valoremos las diferencias que hay entre un barco nuevo y uno de hace 5, o incluso 10 años. Lo que si notaremos es que los nuevos son mucho más caros, por lo que merece la pena estudiar lo que pagamos y en concepto de qué.

En este punto nos daremos cuenta de que cada empresa expone las tarifas y las ofertas de una manera distinta, por lo que tenemos que extraer la información que necesitamos para poderla comparar. La información que necesitamos es muy sencilla pero no siempre es fácil de recopilar:

- Precio del alquiler del barco: Tenemos que saber si la oferta incluye impuestos o no (la diferencia de precio es importante: 21% del IVA). Los barcos más nuevos son los más caros, pero también los que mejores condiciones presentan. Por lo general, las empresas de chárter ofrecen barcos con antigüedades no superiores a los 4 años. Si los barcos son más antiguos, eso debería verse reflejado en el precio.

- Fianza: El chárter se parece mucho al alquiler de coches, donde la fianza es un dinero que se entrega, que se devuelve si el barco se entrega tal y como nos lo han alquilado, y si se ha repuesto el tanque de combustible.

- Precio del patrón, suponiendo que lo contratemos. Los precios oscilan entre los 150 y los 200 € / día dependiendo de las zonas y la duración del chárter.

- Precio de la limpieza final del barco, que a veces está incluido en el precio del alquiler, pero muchas veces no lo está. Dependerá normalmente del tamaño y de la cantidad de camarotes y baños que tenga el barco.

Si no tenemos clara alguna de estas cosas, es interesante contactar a la empresa para asegurarnos de que tenemos clara toda la información.

- Extras necesarios: Hay empresas que cobran por la ropa de cama y las toallas de baño. Otras lo incluyen en el precio. Hay que consultar. Los barcos suelen estar provistos del menaje necesario para todas las personas para las que está despachado el barco.

- Extras opcionales: Aunque la embarcación auxiliar, semirrígida o dinghy, suele estar incluida en el equipamiento estándar, el motor fueraborda de la misma puede no estarlo. Algunas empresas alquilan equipo de Snorkle o de buceo para sus barcos. Últimamente está de moda alquilar tablas de padel surf o kayaks, que muchas empresas de chárter ya ofrecen. Las motoras a veces pueden pedirse con multitud de juguetes náuticos que se suelen pagar aparte: SeaBobs, flotadores, o donuts, etc. Los veleros pueden tener opción de alquiler de velas adicionales, como puedan ser Spinnakers o Gennakers.

Una vez que decidamos la oferta que queremos contratar, el paso siguiente será reservar. La reserva de chárter suele ser un 50% del precio del alquiler del barco. El 50% restante normalmente habrá que abonarlo una semana antes del embarque. Puede haber diferencias mínimas en este sentido de empresa a empresa. El día del embarque se abonará lo que quede pendiente del total contratado, que normalmente será el salario del patrón, la limpieza final, los extras contratados, y la fianza.

Tenemos que tener en cuenta que una vez tengamos el barco, lo tenemos que aprovisionar de alimentos y de productos de limpieza. Esto además de encarecer el chárter, complica un poco la logística, sobre todo en puertos en los que no conocemos la existencia de supermercados y menos de horarios de fin de semana. Para esto, muchas empresas ofrecen el servicio de aprovisionamiento del barco, para que cuando lleguen sus clientes se lo encuentren con todo lo necesario, por un porcentaje mínimo del importe de la compra. Hay muchos puertos de la península que cuentan con un Mercadona o Carrefour cerca que ofrecen llevar la compra al barco mediante la compra online en sus páginas. Esto ahorra mucho tiempo y esfuerzo.

Cada empresa tiene una política distinta respecto a la cancelación del chárter. Conviene consultar a la empresa de chárter antes de hacer ningún pago. También se puede recurrir a seguros de cancelación si pensamos que puede peligrar nuestra asistencia.

Ya sólo te falta alquilar un barco. ¡Anímate! Busca la opción que más te guste en la flota de Mar Infinito, y si no te encaja ninguna, contáctanos para buscártela.




Stacks Image 332
Stacks Image 329

icono-instagram-estilo-corte-papel-iconos-redes-sociales_505135-235 face 3a36614d8dde3aa7ee06398cb6dc80cb-icono-de-goma-de-youtube 174857

Stacks Image 326